No se trata de una semana llena de ritos, realmente es LA PASIÓN DE CRISTO