RECUPERANDO EL PODER PERDIDO, a veces sentimos que nos hemos debilitado, nuestra familia, nuestras fuerzas para enfrentar la vida, las tentaciones, las aflicciones, la capacidad de edificar, de dirigir, de servir, de ser quien Dios quiere que seamos. PORQUE? No pierdas un día mas!

 

 

 

 

Disfruta de todo nuestro contenido en nuestro canal de la Iglesia Nuevo Pacto en YouTube: